Almohada de lana

La almohada de lana ofrece sueños placenteros a aquellos que padecen de alergias y además ofrece al resto una almohada ecológica que también proporciona confort.

La innovación y una nueva técnica le proporcionan la mejor calidad

Durante muchos años los fabricantes han tenido como prioridad fabricar una almohada de lana virgen pero nadie ha conseguido nunca dar con la técnica para hacerla. No hasta ahora, y estamos muy orgullosos de poder presentar una almohada de lana virgen sin faltarle al compromiso de darle el soporte necesario a la cabeza y a la nuca.

El problema anteriormente ha sido emplear lana como relleno. Ahora se ha solventado cosiendo la lana sobre una placa de lana elástica dentro de la almohada (Matralan Flex). Las fibras salientes proporcionan a la almohada el confort perfecto y funciona bajo presión. Además el relleno se puede lavar a máximo 60 grados.

El grosor de la almohada se puede ajustar simplemente extrayendo parte del relleno. En el lateral corto de la almohada encontrará una cremallera por la que puede extraer la cantidad deseada y así ajustar su almohada.

La funda también es de lana

La funda de la almohada se compone de 100% cachemira y un mínimo de 500 gramos de pura lana virgen de merino por metro cuadrado. Le recomendamos emplear una funda. En muchas ocasiones utilizamos cremas para la cara e incluso productos para el pelo al irnos a la cama y además nuestro cuerpo desecha las escamas muertas de nuestra cabeza y pueden decolorar la lana con el tiempo.

Solo tiene que pensar en emplear una funda de material natural como el algodón, lino, seda o satén. Así obtendrá los beneficios de la lana.

 

Siga Purowool